jueves, 24 de septiembre de 2009

PROPOSITO

El retozar de la piel
se acompaña de fiebre y sudor.
La vena mayor, el canal
que todo lo conduce,
exaspera enardecida
y brinca prisionera
esperando su desboque,
en estas horas siempre veneradas.

2 comentarios:

Isabel dijo...

Somos de tacto, estimado Francisco, hasta en la palabra desbocamos táctiles imágenes, me gusta como escribes, he de venir más a menudo, un placer y un abrazo

F.Cejudo dijo...

Me disculpo nuevamente por el imperdonable descuido, y la falta de atención por mi parte.
Comparto plenamente tu opinión, y agradezco que me sigas visitando.
Un abrazo, Isabel.